Los campos de concentración de Castro
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

CUBA Y LA INTERNET: INVOLUCION O MUERTE!

CUBA Y LA INTERNET: INVOLUCION O MUERTE!

Libertad Digital
Por Ricardo Carreras Lario
España
Infosearch:
José F. Sánchez
Analista
Jefe de Buró
Cuba
Dept. de Investigaciones
La Nueva Cuba
Febrero 27, 2007

El retroceso tecnológico sufrido por Cuba tras más de cuatro décadas de
dictadura es tan triste como evidente. Un país que, siendo colonia, tuvo
ferrocarril antes que la metrópoli (España), cuenta hoy con una de las
infraestructuras ferroviarias más anticuadas de América. Un país que fue,
hace medio siglo, el segundo de América en disfrutar de la televisión en
color (y, de nuevo, antes que España), cuenta hoy con muchos hogares sin
televisor. Uno de los primeros países que dispuso de teléfono, a día de hoy
cuenta con una de las tasas de penetración de telefonía fija y móvil más
bajas de América: tan sólo uno de cada cien cubanos usa el celular.

Este desastre sin paliativos encuentra su summum en las llamadas "nuevas
tecnologías" (NNTT). Por un lado, el Gobierno restringe de mil maneras el
acceso a internet; no es de extrañar, pues, que la Unión Internacional de
Telecomunicaciones (UTI), organismo ligado a las Naciones Unidas, afirme
que la tasa de acceso a internet en Cuba es del 0,9%, la más baja de
Hispanoamérica. Mientras uno de cada cien cubanos tiene teléfono móvil y
acceso a internet, los otros 99 siguen anclados en el siglo pasado por obra
y gracia del régimen de La Habana.

Estas cifras deberían invitar a la reflexión a más de un castrista. A
Felipe Alcaraz, por ejemplo, el presidente ejecutivo del PCE, quien dijo
recientemente, en un debate televisado, que Cuba tiene la tasa de
mortalidad infantil más baja del mundo, y que sus niños son los que más
matemáticas saben. Debería darse cuenta de que esas afirmaciones son
dudosas –ojalá fueran ciertas–, ya que las estadísticas oficiales del
Gobierno cubano no las da por válidas ninguna institución internacional.
Pero las estadísticas del atraso tecnológico son dolorosamente objetivas
(cualquiera que visite la Isla puede corroborarlas), y se traducen en que
los niños y adolescentes cubanos son los que menos acceso a internet y
menos ordenadores personales tienen de América. Eso los retiene en el siglo
XX y los prepara muy mal para el XXI.

Por otro lado, el Gobierno cubano (como el chino, dicho sea de paso)
censura las páginas que pueden visitar los escasos afortunados con conexión
a internet.

Ramiro Valdés."Éramos pocos y parió la abuela". Para remediar esta patética
y lamentable situación, a Raúl Castro no se le ha ocurrido otra cosa que
sacar a un dinosaurio del parque jurásico de la revolución y ponerlo al
frente del Ministerio de Informática y Comunicaciones: nada menos que
Ramiro Valdés, conocido represor en los años más lúgubres de la sombría y
longeva dictadura (fue ministro del Interior dos veces, una de ellas entre
1961 y 1969). Con él al frente de dicho departamento, la continuidad y
permanencia de la involución tecnológica está asegurada.

Hace unos días, con motivo de la celebración, en La Habana, de la
exposición Informática 2007, en la que los cubanos podían ver lo que no
pueden usar en sus casas, Valdés regaló varias joyas verbales a los
periodistas allí congregados. Así, dijo sin pudor alguno que las nuevas
tecnologías son "uno de los mecanismos de exterminio global", y después
remachó, en el cierre de su discurso: "El potro salvaje de las nuevas
tecnologías puede y debe ser dominado".

En esa misma exposición se presentó al público una de las bridas con que
pretende Valdés dominar a ese potro salvaje exterminador que es la
internet: un buscador desarrollado por la Oficina para la Información de
Cuba (Infosoc) y llamado "2×3". Este gran invento, diseñado para controlar
la información de forma elemental, está ya disponible en su fase de prueba.
Es un poco lento, pero tiene la gran ventaja de albergar una sección
completa con todos los discursos de Fidel Castro (esto, claro, no es culto
a la personalidad, sino justo reconocimiento al convaleciente Padre de la
Patria), pero adolece de lagunas considerables: por ejemplo, la búsqueda "
García Sabrido" no ofrece resultado alguno (por cierto, los medios
oficiales cubanos no se hicieron eco de su viaje). Sea como fuere, habrá
que reconocer que "2×3" parece exacto: si buscas "logros tecnológicos del
gobierno cubano", no ofrece resultados…

De cualquier forma, nada pudo evitar la reciente revuelta cibernética de un
grupo de intelectuales cubanos, que intercambiaron mensajes de protesta
ante el intento de rehabilitación de conocidos censores de la fase más
oscura de la política cultural cubana, inaugurada oficialmente en 1961 tras
el discurso de las "palabras a los intelectuales" (más conocido como:
"Dentro de la revolución, todo; contra la revolución, nada"). En esos años
el Gobierno mandaba a los intelectuales díscolos –junto a seminaristas y
homosexuales– a cortar caña a las Unidades Militares de Apoyo a la
Producción (UMAP). La idea de volver a esos campos de trabajo no les hacía
gracia, y se levantaron digitalmente. Y lograron una disculpa de la Unión
de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Así que el potro salvaje de las nuevas tecnologías es un pura sangre, y
Ramiro Valdés debe tener cuidado, no vaya a ser que la bestia relinche y lo
tire por tierra. A su edad, eso no es recomendable. Lo que le recomendamos
es que desmonte con mucho cuidado –no vaya a ser "exterminado" de una coz–
y se abra una cuenta de correo electrónico.

http://www.lanuevacuba.com/nuevacuba/notic-07-02-2740.htm

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *