Los campos de concentración de Castro
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

LA SOCIEDAD CERRADA Y SUS ENEMIGOS

LA SOCIEDAD CERRADA Y SUS ENEMIGOS
2007-05-16.
Asdrúbal Caner Camejo

Cuba es una sociedad secreta y cerrada. Más secreta que los Abakuá.
Cuando se analiza medio siglo y se va armando el rompecabezas de la
estrategia marxista, es evidente que esto se creó en la mente del Rosas
antillano, ya desde la Sierra Maestra.

Esa estrategia tenía la misión de crear una muralla, una muralla
gigantesca, que abarcara los 3,735 km. de costas y cerrarlo al exterior.
Una segunda muralla, porque Cuba es una isla, un peñasco sobre la mar.
Allí, en esa fortaleza doblemente amurallada, se desarrolló un
experimento, que Hitler palidecería de envidia: borrar la mente y la
inteligencia de una sociedad, y crear una sociedad que pensara y hablara
con las palabras de un solo hombre.

Una tarea hercúlea e imposible. En ella se gastaron miles de millones de
dólares. Y se gastan, porque aún no ha terminado. Para llevar a vías de
hecho este proyecto paranoico, había que hacerse dueño de todo y, luego,
expulsar a los enemigos exteriores. Y después, acorralar, cercar y
destrozar al enemigo interior. Pero… ¿quiénes eran los enemigos
exteriores e interiores?

Los enemigos exteriores son tan variados como los enemigos interiores.
Los primeros enemigos, son la propiedad privada, la democracia y la
libertad. Y el segundo, evidentemente, los Estados Unidos. La libertad,
la propiedad y la democracia se expulsaron en pocos años: cuando ese
hombre se hizo dueño de todo, porque la libertad solo florece allí donde
hay derecho a la propiedad. La libertad, la propiedad privada y la
democracia son los más temibles enemigos de las sociedades acorazadas, y
por ende, son sus primeras víctimas.

Superado ese primer escollo, le vino el turno a los EE.UU.:
nacionalización de todos sus bienes y ruptura de todo tipo de
relaciones. Y no permitir su entrada bajo ninguna forma.

La expulsión de Cuba de la OEA, abrió la segunda fase: salida de los
Organismos internacionales: el Fondo Monetario Internacional, el Banco
Mundial y otros. Esta fase daba la posibilidad de sacar las narices de
estas organizaciones, del experimento. No tendrían cifras, informes,
manejo del dinero público y reportes de nada. Clausura de todo tipo de
inteligencia sobre lo que ocurría detrás de la muralla. La decisión de
la OEA, le vino al Rosas caribeño, como anillo al dedo. De todas formas,
el hubiera buscado los pretextos para esa ruptura. Excepto de la ONU:
esa iba a ser tribuna para su mensaje delirante y populista. (Cualquier
parecido con Chávez, no es pura coincidencia).

Luego fueron expulsadas organizaciones menores: la Comisión de Derechos
Humanos de la ONU y de la OEA, la Cruz Roja, Amnistía Internacional.

Y la tercera fase, es la continuación de la primera: destrucción de los
enemigos interiores: el pueblo cubano, las elecciones democráticas, las
libertades civiles, políticas y humanas, los derechos humanos, la
prensa, la radio, la televisión, el cine, el sistema educativo. Imponer
el silencio absoluto sobre todos esos eventos, basados en una impunidad
asesina y sin escrúpulos

Nadie se enteró o casi nadie, de los asesinatos masivos de opositores y
de los cientos de miles de presos políticos, sometidos a las barbaries
más inimaginables, en las galeras infernales del castrismo. Nadie se
enteró del genocidio cometido –con ayuda soviética, alemana y
vietnamita– contra las guerrillas del Escambray y las guerrillas
urbanas. Nadie se enteró, de los masivos desplazamientos humanos –al
mejor estilo stalinista contra los ruso-alemanes– para los pueblos
concentrados y bajo vigilancia carcelaria, como Ciudad Sandino, en Pinar
del Río. Tampoco se enteraron de las UMAP, de la represión contra los
artistas, intelectuales, hippies y gustadores de la música anericana. Ni
de la hambruna de los años sesenta y setenta.

Se gastaron una fortuna en la formación y desarrollo de una de las
superestructuras de inteligencia más capaces del mundo, comparable solo
a la israelí y la norteamericana. Objetivo: compartimentacion,
contrainteligencia, desinformación y manejo de la propaganda interna y
externa.

Fueron expulsados todos los medios masivos de comunicación –periódicos,
revistas, etc– extranjeros y de las religiones establecidas en la isla.
En su lugar, se atiborraron todos los medios nacionales, de las "fuentes
confiables" de la URSS y el campo socialista. Por períodos, quitaron las
comunicaciones telefónicas y el tráfico aéreo entre Cuba y EE.UU.:
clausuraron todo contacto con las familias. En los años sesenta,
abolieron el turismo, porque "era agentes de la CIA y diversionismo
ideológico", según palabras del Sicario Máximo.

El pueblo de Cuba, la mayoría de ese pobre y desesperado pueblo, no se
enteró de nada. Ni América Latina. Ni el mundo. Eso fue una labor de
rigurosa compartimentación y absoluto control y manejo de la información.

Cuando comenzaron los problemas en la URSS y sus satélites –entre
1986-1991– no dejaron entrar nada más de esos países: se habían
contaminado del virus de la Glasnot y la Perestroika, es decir, las
libertades prohibidas en la sociedades cerradas. Eso olía a Paredón. Lo
que salió de Cuba entre 1959 hasta el presente, ha sido uno de los
barrajes de mentiras más grandes del mundo, si se exceptúa a la Alemania
de Hitler o la Rusia de Stalin. Simplemente asombroso. Y dudo que algún
día se sepa toda esa historia y la verdad: esos documentos han sido
destruidos y las víctimas y los victimarios, se están muriendo.

Desde los años noventa, tratan de manejar y controlar, una de las más
grandes amenazas con que se han enfrentado: la Internet. Están
preparando a más de 40,000 estudiantes en la UCI (Universidad de
Ciencias Informáticas) y de otros 27 Centros Superiores en todo el país,
para dominar a ese potro salvaje.

Han creado una Intranet, con todas las palabras y discursos hechos por
el Déspota y los sitios desinfectados de la Nomenklatura. Todo manejado
por la Seguridad y la Inteligencia del sistema. La Internet –para
decirlo con unas palabras de un amiguísimo de Castro– "es un Señor con
las alas muy grandes"

Ahora anuncian otra medida de control, "hasta que vengan mejores
tiempos", eso quiere decir, en el lenguaje jeroglífico del Sicario,
nunca. Se trata de la extrema limitación o eliminación de la Internet
"permitida" a la Nomenklatura y su aparato de propaganda.

Cuando un gobierno y un sistema, tienen que cerrarse a cal y canto, es
que han fracasado en su experimento fascista de descerebrar a un pueblo
como el cubano. No hay Estado y menos un hombre, por loco que sea, capaz
de mantener la mentira y el engaño por un siglo.

Llevan medio siglo y la muralla está haciendo agua. La verdad y la
libertad son un Tsunami endemoniado e incontrolable. Fracasarán, como
han fracasado en todo.

Asdrúbal Caner Camejo, Representante del PSC en Canadá.

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=10135

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *