Los campos de concentración de Castro
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

MARIELA, NO CONFUNDAS LIBERTAD CON LIBERTINAJE

MARIELA, NO CONFUNDAS LIBERTAD CON LIBERTINAJE
2008-05-28.
Silvio Benítez Márquez, Vicepresidente del Partido Liberal Nacional Cubano

Los vientos soplan fuertes y Mariela Castro Espín saborea la miel de su
triunfo. Todo parece indicar que muy pronto la Asamblea Nacional
(Cantores de La Habana) ratificará su proyecto. Ella incorporará, y
suponemos que bajo la complacencia de su padre, por fin, en la vida
social a ese género de cubanos homosexuales, los que por su diferencia
social ya que no viven en un estado de derecho, han sido humillados y
condenados al purgatorio por casi medio siglo en el cadalso comunista.

Ahora bien. esta cortina de humo se baraja entre los telones de la
familia Castro Espín, admitiendo la miopía que en el pasado hubo en el
asunto. Es visible la flexibilidad reconciliadora de la señora Mariela
Castro Espín en pos de salvaguardar el presente y futuro de estas
víctimas, pero con la real intención de más que favorecerlos en realidad
utilizarnos, urgidos como están de mejorar su legitimidad internacional.

La injusticia contra los homosexuales lastra varias generaciones tiradas
a la cuneta por intolerante y brutal homofobia comunista, fenómeno que
se manifestó desde los albores de la llamada revolución y tuvo su
momento más execrable cuando la represión y las reclusiones en los
campos de concentración conocidos como las UMAP.

En días pasados fue puesta en la pantalla cubana, a través de un canal
oficialista y en horario estelar, un largometraje de carácter
homosexual, al que la inmensa mayoría de los teleespectadores
calificaron de algo novedoso fuera de la censura estatal, pero violento
y exasperado, ante la creciente proliferación de flagelos morbosos y
corruptos que asecha a la nación cubana.

Negar el trabajo de doña Mariela Castro hasta aquí sería ser poco serio,
pero hay algo que no encaja y es el estado depauperado y frívolo que hoy
asisten en las almas de los cubanos, gracias a la miseria espiritual y
la carencia de valores que hoy arrastra esta sociedad cubana. No solo
son suficientes los variados programas que propugnan los diferentes
medios de comunicación, que esta reformista impulsa y disemina mostrando
la necesaria comprensión, madurez, sensibilidad y respeto que se le debe
gratificar por todos los conciudadanos a esta problemática actual,
espejo de innumerables familias cubanas.

El tiempo marcará la pauta y los afectados son también cubanos víctimas
de una ideología delirante y arcaica, que esperan con ansiedad que el
gobierno dicte sentencia y anuncie el derecho a la libertad de elección.
No sé, Mariela, si papá te deparará más vela en este tutelado proyecto
y, si es así, no olvides, no ir demasiado a prisas, y no equivocar
libertad con libertinaje.

Siempre recuerda que vives en una sociedad cerrada y atada sin
libertades y derechos, atea e incrédula a la máxima potencia, enferma
por una marginada descomposición social, gracias a las cerraduras del
sistema totalitario que hoy más que nunca se aferra al poder y que
sustenta la continuidad a una junta de cadáveres políticos a los pie de
la ruina y simulando garantías morales e espirituales para una sociedad
que no conoce de libertad sino de flagelos que la impuesto un sistema
hipócrita y en esencia represivo.

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=15535

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *