Los campos de concentración de Castro
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Olvidos y omisiones

Olvidos y omisiones
Osmar Laffita Rojas

LA HABANA, Cuba, noviembre (www.cubanet.org) – Las últimas declaraciones
de Miguel Barnet, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de
Cuba, matizadas de desaciertos y olvidos, sugieren que el intelectual
padece ya de desajustes seniles.

A finales de septiembre, Barnet participó en una reunión extraordinaria
de la dirección de la UNEAC, celebrada en la sede de la delegación de
Holguín, convocada para destituir de su cargo al presidente de la
organización en dicha provincia, el pintor y poeta Jorge Hidalgo Pimentel.

Los desmanes y abusos en que incurrió Hidalgo, incluyeron el gasto de
más del 61% del presupuesto de la delegación que presidía, para
destinarlo a la compra de sus propios cuadros para la institución; es
decir, cargó con 205 mil 200 pesos (unos 10 mil dólares). Además
cometió otras tropelías de menor cuantía, como el cobro inflado de
conferencias que él mismo se programaba, por las que se metió en el
bolsillo 30 mil pesos (unos 1,500 dólares). Se pagaba a si mismo 600
pesos por cada conferencia, cuando lo establecido por la Resolución 35
del Ministerio de Cultura son 200.

A esto hay que agregar las fiestas en la sede holguinera de la UNEAC,
pagadas con los fondos de la institución, y a las que sólo eran
invitados sus escogidos y cómplices.

Lo acontecido es otro típico caso de abuso de poder, corrupción y
pillaje, de los que abundan por estos lares, cometido esta vez por un
pintor-poeta devenido funcionario-malversador.

Miguel Barnet, en las palabras de finales de la reunión afirmó: "Esta
no es la misma UNEAC", sin aclarar a qué se refería. Para no dejar lugar
a dudas, Barnet aclaró que la organización de los escritores y artistas
cubanos se debe y supedita directamente al Partido Comunista de Cuba;
quitándole así por completo la careta de ONG con que se presenta la
UNEAC fuera de Cuba.

Durante una reciente visita a Roma, Barnet expresó, sin ningún reparo,
que en Cuba existe libertad de expresión y que decir lo contrario es
abordar el tema con prejuicios; que él "nunca" ha sido maniatado.

Definitivamente, el presidente de la UNEAC, padece de grave amnesia que
seguramente le impide recordar los tiempos de la UMAP y el terrible
"quinquenio gris", cuando muchos intelectuales homosexuales y
"desviados" como José Lezama Lima, Antón Arrufat, Virgilio Piñera,
Reinaldo Arenas y él mismo, entre muchos otros, sufrieron los mayores
escarnios y ostracismo.

ramsetgandhi@yahoo.com

http://www.cubanet.org/CNews/year2010/Nov2010/22_C_3.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *