Los campos de concentración de Castro
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

La lealtad prostituida

La lealtad prostituida

Lunes, 28 de Mayo de 2012 04:51

Escrito por Manuel Morejón Soler

Cuba actualidad El Vedado, La Habana, (PD) Jaime Ortega, con 28 años de

edad en 1966, ya era sacerdote de la iglesia de La Inmaculada Concepción

de Cárdenas, Matanzas. Había sido ordenado el 2 de agosto de 1964. Un

día lo fueron a buscar en un jeep a la parroquia y se lo llevaron para

las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP).

Recuerda Juan Villar, amigo de la infancia de Jaime Ortega: "En la

primera visita que tuvimos en la UMAP, a los tres meses, los padres de

Jaime Ortega lo fueron a ver. Al regresar ellos a su casa, al padre le

dio su primer ataque al corazón. Fue el primero, porque cuando salimos

de la UMAP, en junio de 1968, a los pocos días su padre falleció por un

ataque masivo. Ya en la primera visita su padre había sufrido mucho"

La lealtad prostituida siempre es sospechosa y de poca duración.

Hace varias semanas, en conferencia de prensa en la Universidad de

Harvard, al referirse a un grupo de disidentes del Partido Republicano

Cubano, liderados por el arquitecto Vladimir Calderón Frías, que se

plantaron en la iglesia de La Caridad, en Centro Habana, antes de la

llegada de Su Santidad Benedicto XVI, el cardenal Jaime Ortega Alamino

dijo: "Todos eran antiguos delincuentes, sin nivel cultural, con

trastornos psicológicos"

Quien habla todo lo que le gusta, ha de escuchar todo lo que no le gusta.

No se hizo esperar la reacción de la Sociedad Civil contraria a la

declaración pública del cardenal. Berta Soler, líder de Damas de Blanco,

Primavera Digital, el Partido Republicano Cubano (PRC) y la Alianza

Cristiana, entre otros, se pronunciaron enérgicamente ante la actitud

parcializada de monseñor Ortega Alamino, que con su acento delicado y

empalagoso, develó una imagen que reveló más que si dijera mil palabras

-la discreción en las palabras vale más que toda la elocuencia.

Expresó el reverendo Pedro Meurice: "Nos consideraban una iglesia de

mártires y ahora algunos dicen que somos una iglesia de traidores"

Para Cuba actualidad: imorejon@yahoo.es

http://primaveradigital.org/primavera/cuba-sociedad/religion/4182-la-lealtad-prostituida.html

Tags: ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *