Los campos de concentración de Castro
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Un congreso sobre juventud que degeneró en loas a Fidel Castro

Un congreso sobre juventud que degeneró en loas a Fidel Castro
De esa forma las autoridades cubanas pretendieron afianzar el control
ideológico sobre los jóvenes
miércoles, abril 6, 2016 | Orlando Freire Santana

LA HABANA, Cuba.- Acaba de finalizar en La Habana el Congreso
Internacional de Investigadores sobre Juventud, un evento que contó con
el patrocinio de la Organización de las Naciones Unidas para la
Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Los organizadores recibieron una carta de la señora Nada Al-Nashif,
subdirectora general adjunta de la institución para las Ciencias
Sociales. En la misiva, la funcionaria insistió en la necesidad de que
la cita diera relevancia a los objetivos de las juventudes en todo el mundo.

Sin embargo, como era de esperar, las autoridades cubanas maniobraron
para transformar el cónclave en otro de los mecanismos con que cuentan
para influir sobre las mentes de los jóvenes de la isla. Y nada mejor
para ello que acudir a la figura de Fidel Castro, próximo a su 90
cumpleaños.

Una de las jornadas del Congreso se dedicó a un taller sobre “el
protagonismo del líder de la Revolución en las políticas de juventud en
Cuba”, que contó con la presencia de la periodista Katiuska Blanco,
Fernando Vecino Alegret, Luis Morlote y Abel Prieto.

Lo primero que salta a la vista es la redundancia contenida en la
denominación del referido taller: ¿Qué esfera de la vida nacional no
contó con el protagonismo de Fidel Castro a partir de 1959? Iba a las
inauguraciones de las Series Nacionales de béisbol con el objetivo de
batearle de hit al mejor pitcher; en los torneos de la pesca Ernest
Hemingway le correspondía cazar la pieza más codiciada; y en la
Olimpiada Mundial de Ajedrez de 1966 pretendió derrotar en partidas
simultáneas al entonces campeón mundial Tigran Petrosian. El cubano de a
pie, con ese gracejo que lo caracteriza, lo resumió de esta manera: En
una boda, Fidel deseará ser el novio; y en un entierro, no dudaría en
ser el muerto:

Claro, los organizadores de este Congreso se cuidaron de mencionar
ciertas acciones del máximo líder que también incidieron sobre el
destino de la juventud cubana. Entre ellas podemos mencionar la creación
de las Unidades Militares de Apoyo a la Producción (UMAP), adonde iban
homosexuales, creyentes y otros “desviados ideológicos”; la Columna
Juvenil del Centenario en Camagüey, donde los muchachos trabajaban como
esclavos; los bisoños soldados mandados a morir en tierras africanas, y
hasta las fracasadas Escuelas en el Campo, que alejaban a los alumnos de
la benéfica compañía familiar.

El señor Abel Prieto no escatimó esfuerzos para acreditarse el
estrellato de la jornada. Después de expresar que muchos políticos de
América Latina se formaron leyendo o escuchando los discursos del máximo
líder, apuntó que “los libros de Fidel, sus discursos, las entrevistas,
son una fuente inagotable, hay que leerlos porque nunca son
superficiales, porque Fidel llega a Marx luego de pasar por José Martí”
(“El hombre que cumplirá 90 años siendo joven”, periódico Granma).

De ser cierta esa afirmación, ahí estaría la prueba de la mala lectura
de José Martí que hizo Fidel Castro, y que sería la génesis de las
arbitrariedades cometidas con la figura del Apóstol. Porque tratar de
enlazar la concepción de “con todos y para el bien de todos” con aquella
que preconiza el odio entre las clases sociales es poco menos que un
intento de compaginar el aceite con el vinagre. ¡Le zumba!

Source: Un congreso sobre juventud que degeneró en loas a Fidel Castro |
Cubanet –
www.cubanet.org/opiniones/congreso-sobre-juventud-degenero-en-loas-a-fidel-castro/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *